1/20/2017

¿Fruta entera o zumo? Quizás te hayas planteado alguna vez esta pregunta, que no fruta sí o fruta no, porque aquí la respuesta es clara, fruta sí. La OMS recomienda el consumo de un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras con el fin de prevenir enfermedades crónicas tales como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes tipo 2 o la obesidad.

La fruta se compone de agua, fibra y vitaminas, además de fructosa (azúcares naturales). Tomando la fruta entera aprovecharemos todos sus nutrientes y la fibra, que por su lenta absorción, contribuye a la sensación de saciedad y lo que es más importante, retrasa la absorción de la glucosa (reduciendo el pico glucémico que se produce después de las comidas).

En cuanto a los zumos, en un vaso de zumo concentramos la fructosa de 2 o 3 piezas de fruta, duplicando o triplicando la cantidad de glucosa en una sola bebida, que tomamos en pocos minutos. De esta manera ingerimos rápidamente más calorías que tomando una pieza de fruta entera, que además tomamos más lentamente y masticamos, quitándonos la sensación de hambre.
Conociendo los beneficios que nos aporta la fruta entera, puestos a elegir, prioricemos comer una fruta entera a tomar un zumo.

En cualquier caso, como argumenta el nutricionista Juan Revenga en el artículo la fruta en una dieta saludable, las frutas aportan azúcares, eso es indudable, pero no solo aportan azúcares y los beneficios de su consumo para la salud son numerosos por lo que deben formar parte de una alimentación saludable. Según la OMS: “El consumo de frutas y verduras variadas garantiza un consumo suficiente de la mayoría de los micronutrientes, de fibra dietética y de una serie de sustancias no nutrientes esenciales y puede ayudar a desplazar los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares o sal”.

El consumo de frutas y verduras es de especial importancia en la prevención del sobrepeso y la obesidad en niños y niñas grandes afectados por el cambio de hábitos y en los que la incidencia del sobrepeso y obesidad son extremadamente elevados debido principalmente al sedentarismo y el consumo de alimentos no saludables (bebidas azucaradas y alimentos procesados) productos que favorecen el desarrollo de ladiabetes tipo 2.



Publicado el viernes, enero 20, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

1/13/2017

Acaba de arrancar el año y ya estoy metido en plena faena con grandes proyectos. Hoy tenía pensado escribir sobre otras cuestiones, pero la actualidad manda, y quiero hablaros de la discriminación laboral en el sector público que, aunque parezca mentira, a día de hoy, siguen sufriendo las personas con diabetes, por la vigencia de cuadros médicos de exclusión anacrónicos y desfasados con respecto a los avances científico – médicos que en los últimos años ha habido en esta patología.

El mes pasado, la Federación Española de Diabetes (FEDE) tuvo la oportunidad de reunirse con la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y presentar una queja formal, ante esta institución, para denunciar la discriminación que las personas con diabetes sufren a la hora de acceder a determinados puestos de trabajo ofertados por la Administración Pública. Desde FEDE, estamos canalizando esta acción mediante nuestra Campaña de Adhesión a la Petición de FEDE al Defensordel Pueblo, Contra la Discriminación Laboral de las Personas con Diabetes paraAcceder al Empleo Público, cuyo principal objetivo es conseguir el máximo respaldo social para que nuestro mensaje llegue con rotundidad a los poderes públicos, quienes tendrán la obligación de contestar y actuar.

Aparte de por lo que se consiga con esta acción, otro de los grandes valores de esta iniciativa ha sido que FEDE ha conseguido el respaldo de varias Sociedades Científicas: la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), mediante sendos posicionamientos en los que respaldan este desfase de los cuadros médicos de exclusión, vigentes en varios empleos de la Administración Pública.

La voluntad y la determinación de FEDE es que este tema cambie YA, y no vamos a dejar de trabajar hasta conseguirlo. Por supuesto espero y quiero contar con el apoyo de todo el colectivo de personas con diabetes, de todas las asociaciones, familiares y sociedad en general, para que, ahora sí y de una vez por todas, esta injusticia se erradique para siempre.

Termino como empecé; diciendo que arrancamos el año y ya estamos inmersos en decenas de proyectos e iniciativas que, en los próximos post, os iré detallando. Sobre todos ellos, además, aprovecho para, por favor, solicitar vuestro feedback y comentarios porque sólo así, sabremos vuestra opinión al respecto, así como sobre aquellas otras acciones que os gustaría se impulsasen desde FEDE.

Publicado el viernes, enero 13, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

1/09/2017

Como ya sabemos la diabetes tipo 2 es una patología multifactorial; en ella influyen varios factores de riesgo. Algunos son modificables, los llamados factores ambientales como la alimentación continuada con exceso de carbohidratos o grasas saturadas, la falta de actividad física, la carencia de sueño, el stress…
También influyen y mucho, la concurrencia de factores no modificables; nuestra edad, la etnia a la que pertenecemos o el historial familiar en diabetes tipo 2. Estos últimos hacen referencia a la predisposición genética. Este riesgo genético es el mismo para toda la vida. No varia desde nuestro nacimiento y nos predispone a que los factores ambientales puedan afectarnos en mayor medida.

El ADN, nuestra motivación

El genoma de cada persona es más de un 99% idéntico al de cualquier otra persona, en cualquier parte del mundo. Las diferencias que representan menos del 1% de nuestro genoma se deben a variantes genéticas naturales.
Es como si todos fuéramos “coches”. Unos seríamos utilitarios, otros todoterreno de grandes ruedas, otros furgonetas con mucha carga…
Todos nacemos diseñados para recorrer miles de kilómetros.
Cada unos tenemos un motor diferente. Solo descubrimos las características de nuestra mecánica si levantamos la tapa del motor. De nosotros puede depender cómo y por dónde transitamos. Por qué carretera circulamos; si elegimos una pista llena de baches, o trayectos urbanos con mucho consumo o por el contrario carreteras generales a una cómoda velocidad constante.
De nosotros y de nuestro entorno depende la vida de nuestro motor, el esfuerzo al que exponemos a nuestro vehículo, los cuidados a los que sometemos, el tipo y calidad del combustible que añadimos…

Primera salida: prevención

De nosotros también depende conocer la predisposición genética para descubrir a tiempo si debemos cambiar de carretera y así prevenir la diabetes tipo 2.
Ya es posible conocer la predisposición de los miembros jóvenes de nuestra familia si creemos que hay posibilidad que desarrollen la patología y ayudarles a tomar cuanto antes la primera “salida” incorporarando hábitos saludables; transitar por una carretera que nos ayude a prevenir la diabetes tipo 2 entre otros muchos beneficios.

Cada una de nuestros millones de celúlas tienen inscrito en su núcleo un “manual de instrucciones”. Es el adn. Este “libro” recoge cómo se desarrollarán y cual es la función de cada célula de nuestro cuerpo. Cada gen podría ser cada una de las “palabras” de ese manual de instrucciones. Con una prueba de genotipado pueden conocerse esas  “palabras” y ver qué “letras” (variantes genéticas) las componen.
DIABETESprevent de Patia es una prueba de genotipado con la que se pueden descubrir las variantes genéticas que están asociadas en la diabetes tipo 2. Estas variantes se han obtenido en los mayores estudios genómicos realizados hasta la fecha por el Broad Institute (MIT & Harvard, Massachussets).
Conocer cada una de las variaciones en los genes que influyen en la diabetes tipo 2 nos ofrece una información muy útil para saber cómo actuar.
Una simple muestra del adn de tu boca, obtenida de forma cómoda y sin dolor, puede ayudar mucho para prevenir la diabetes tipo 2 porque el riesgo genético es el mismo para toda la vida.




Publicado el lunes, enero 09, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

12/30/2016

Termina 2016 y quiero despedirme haciendo un balance resumido del año en diabetes. En primer lugar, tengo que decir que este ha sido un año de consolidación de la Federación Española de Diabetes (FEDE) en aspectos como el profesional, el representativo o el político. Este año hemos conseguido tener, por fin, una póliza de salud privada, exclusiva para FEDE, algo que hasta este momento nos denegaban. En lo político hemos tenido múltiples reuniones con todos los grupos políticos, con la defensora del pueblo y con la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Además, he sido nombrado presidente del Foro Español de Pacientes (FEP) y, esto habla de forma muy positiva de nuestra federación y de su buen hacer.

Pero también quiero aprovechar este post para abordar todo lo que nos queda por hacer. Entre las tareas pendientes están la necesidad de que se convoque una reunión para tratar la actualización de la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud en España, ya que las cifras que tenemos no son nada buenas. Además, debemos seguir trabajando contra la discriminación laboral del colectivo, la mejora de la atención del niño con diabetes en el colegio, la equidad entre comunidades autónomas, un cambio en el modelo sanitario hacia la cronicidad, la apuesta por la especialización de educadoras en diabetes, etc.

Y desde el punto de vista interno, quiero mencionar aspectos que tenemos que mejorar en algunas asociaciones o federaciones, en las que se vislumbra cierta carencia en el cumplimiento de las normas de funcionamiento a las que los estatutos nos obligan: la necesidad de convocar juntas periódicamente con órdenes del día, convocatorias de asambleas y renovación de los cargos de representación. El cumplimiento de estas normas nos hace más profesionales y transparentes y os puedo asegurar que aquellas que tienen esta rutina de trabajo son las que realmente funcionan y consiguen dar una mejor asistencia a las personas con diabetes, logran más recursos y realizan un mayor número de actividades.
 
Para 2017 tengo un deseo… Y no es otro que el que aquellas asociaciones que seguís fuera de FEDE, os unáis porque la unidad es la que nos va a permitir ser fuertes, continuar nuestra lucha por los derechos de los pacientes y evitar las desigualdades.  Todas las desavenencias que puedan existir deben solucionarse de puertas hacia dentro y esta es una práctica que las sociedades modernas y demócratas lo aplican en cualquier aspecto de la vida. Por supuesto, como siempre, me tenéis a vuestra disposición.

Solo me queda desearos mucha salud y felicidad. Y en nombre de toda la familia que compone FEDE desearos feliz año 2017.




Publicado el viernes, diciembre 30, 2016 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

12/23/2016

En la diabetes tipo 2 las primeras fases son generalmente silenciosas, muchas personas descubren que la tienen cuando se enfrentan a problemas como la visión borrosa o problemas del corazón. Similar es el caso de la prediabetes, - fase de advertencia de la diabetes que puede revertirse con pautas saludables de alimentación y ejercicio - al no presentar síntomas externos, si no se detecta a tiempo puede desembocar en una diabetes tipo 2 irreversible. La prueba de la hemoglobina glucosilada o glicada es fundamental para el control de ambas*.

 “En España un 40% de las personas con diabetes tipo 2 está sin diagnosticar estamos hablando de más de 2 millones de personas, por lo tanto es fundamental vigilar y anticiparse a un posible diagnóstico”.
Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE)

¿Qué es la prueba HbA1c?
La hemoglobina es una proteína que se conecta con la glucosa. Se encuentra en los glóbulos rojos. Su función es llevar el oxígeno de los pulmones a todas las células del cuerpo. La glucosa ingresa a los glóbulos rojos y se adhiere (o glucosila) con las moléculas de la hemoglobina. A más glucosa en el cuerpo, más se glucosila o glicosila la hemoglobina.
La prueba HbA1c mide el nivel promedio de la hemoglobina glicosilada en la sangre durante los últimos tres meses, es un análisis de sangre que permite el diagnóstico y control de la prediabetes y la diabetes tipo 2.
•             Un índice de hemoglobina glicosilada A1C de 5.7% a 6.4 % indica prediabetes.
•             Un nivel de 6.5 por ciento o más indica diabetes.
Esta es una prueba complementaria a la medición diaria del nivel de glucosa que aporta una información muy útil porque refleja el promedio de glucosa en sangre de un periodo continuado y ofrece una visión muy fiable. 

¿Cuál es el nivel adecuado de hemoglobina HbA1c?
La Asociación Americana de la Diabetes sugiere que las personas con diabetes deben mantener un HbA1c de menos de 7 por ciento (aproximadamente 170 mg/dL o menos). Estudios científicos han demostrado que las personas que mantienen su HbA1c debajo del 7 por ciento reducen mucho el riesgo de tener complicaciones de la diabetes a largo plazo.
El promedio de HbA1c para alguien que no tiene diabetes es de 4 a 6 por ciento. Los expertos recomiendan que se haga la prueba de HbA1c varias veces al año.

¿Quiénes deben medirse los niveles de glucosa en sangre?

 Se recomienda este análisis si:
•             Estás por encima de tu peso y llevas una vida sedentaria
•             Tienes familiares con diabetes
•             Has padecido diabetes gestacional, lo que aumenta en un 60% tu riesgo a la diabetes tipo 2
•             Padeces prediabetes
•             Si tienes detectado riesgo genético a la diabetes tipo 2
 El control de los niveles de glucosa en sangre es - junto a una alimentación saludable y la práctica de ejercicio moderado - vital para prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2 y sus complicaciones. Si tienes riesgo genético a la diabetes tipo 2, prediabetes o diabetes tipo 2 te recomendamos consultar siempre con tu médico de confianza para prevenir o detectar esta patología a tiempo.

*Consulta siempre con tu médico.


Publicado el viernes, diciembre 23, 2016 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

12/16/2016


Esta semana me he reunido con la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y cuando fui convocado, la cita me despertó la curiosidad por conocer cuáles serán sus líneas de trabajo respecto a la atención al paciente crónico y, concretamente, a las personas con diabetes. Acaba de echar a andar la Legislatura y todavía es demasiado pronto para aventurarse a hacer una valoración al respecto, pero nosotros, desde la Federación Española de Diabetes (FEDE), como representantes del colectivo de personas con esta patología, tenemos la obligación de hacernos escuchar y de trasladar a la Administración Pública nuestras demandas.

Evidentemente como presidente de FEDE, y recientemente también como presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), hay una serie de cuestiones que considero fundamentales, entre estas se encuentran:

-. Cambiar el modelo sanitario hacia la cronicidad, conseguir que tengamos todos los españoles una asistencia basada en la equidad de tratamientos, independientemente del lugar de residencia.
-. Mejorar el trato al y con el paciente, siendo este el eje de nuestra sanidad y convirtiéndole, así, en actores y no en meros espectadores.
-. Conseguir que las decisiones del Consejo Interterritorial de Sanidad sean realmente vinculantes para evitar las desigualdades entre CC AA.
-. Y la más importante, bajo mi punto de vista, solicitar un Pacto de Estado por la Sanidad.

Aparte de todos estos retos que tenemos por delante yo, personalmente, me planteo otros objetivos como, por ejemplo, poder contar, a medio - largo plazo, con un registro común de pacientes a nivel estatal; es decir, que podamos viajar a cualquier parte de España y que, por ejemplo, se tenga acceso a nuestro historial médico. A día de hoy esto es imposible, pero desde luego, en plena era digital, no puede resultar una meta inasumible, solo necesitamos la voluntad de todos.

Son cuestiones que, a buen seguro, os resultan muy conocidas y que espero que poco a poco se vayan solucionando. Y por lo que me ha trasladado la ministra hoy, no me cabe la menor duda de que, si todos trabajamos y aportamos en positivo, será una Legislatura productiva y beneficiosa para los pacientes.



Publicado el viernes, diciembre 16, 2016 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

12/12/2016

La investigación genética permite determinar la presencia de variantes de riesgo en genes que nos predisponen a padecer algunas enfermedades. Los últimos avances en este campo están permitiendo su aplicación para el diagnóstico y tratamiento personalizado de pacientes, como es el caso del cáncer, enfermedades neurodegenerativas o enfermedades cardiovasculares.
La diabetes tipo 2 es una patología multifactorial donde intervienen la genética y diferentes factores ambientales (nutrición, ejercicio, estrés, sueño…). El conocimiento genético sirve para determinar la predisposición a la diabetes tipo 2 y definir y concretar intervenciones preventivas centradas principalmente en cambios de hábitos relacionados con la alimentación y el Evaluar ejercicio físico.

Cuanto antes sepamos cómo nos afectan los factores ambientales antes podremos eliminarlos de nuestro estilo de vida y prevenir así el desarrollo de la diabetes tipo 2.

¿Quién debería saber su riesgo genético a la diabetes tipo 2?
Evaluar nuestro riesgo genético es muy útil para definir y concretar intervenciones preventivas y terapéuticas a las personas en riesgo a padecer diabetes tipo 2.
•        Personas que están por encima de su peso recomendado.
•        Personas con familiares con diabetes tipo 2.
•        Mujeres que han padecido diabetes gestacional, su riesgo es de 3 a 7 veces mayor de desarrollar diabetes tipo 2.
•        Personas con niveles altos de azúcar en sangre (prediabetes).

“Es recomendable realizar el test aunque no se manifieste el *fenotipo asociado al riesgo a padecer diabetes tipo 2, dándonos así tiempo para tomar medidas de prevención que, cuanto antes se tomen, más efectivas serán”Dra. Leire Mendizabal
 *Fenotipo: conjunto de caracteres visibles que un individuo presenta como resultado de la interacción entre su genotipo y el medio.

¿Familiares con riesgo genético a la diabetes tipo 2?
¿Familiares con diabetes? Esta es una pregunta que más de una vez te harán para completar tu historial clínico, aunque la pregunta exacta debería ser, ¿familiares con riesgo genético a la diabetes tipo 2?
El resultado del test de riesgo genético a la diabetes tipo2 es la respuesta exacta a esta pregunta.
“Conocer tu riesgo genético es una oportunidad para cambiar de estilo de vida y prevenir esta patología. Cuanto antes se tomen medidas de cambio de hábitos de vida, mayor será la efectividad del test”.

Solidez científica
En la última década se han promovido importantes estudios para tratar de explicar la diabetes tipo 2 desde la genética, estudios que necesitan ser trasladados a la población de manera eficaz y con un beneficio real. Con este objetivo Patia desarrolló en colaboración con científicos y endocrinólogos del Massachusetts General Hospital (Boston, USA) y del BroadInstitute of MIT and Harvard (Cambridge, USA) el test de riesgo genético DIABETESprevent.

Si piensas que puedes estar en riesgo de sufrir esta patología hereditaria, la realización del test de riesgo genético a la diabetes tipo 2 te permitirá salir de dudas y actuar para prevenirla.
Puedes leer el post completo sobre el test en la web dePatia.






Publicado el lunes, diciembre 12, 2016 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios