3/24/2017

Hoy quiero hablaros de un tema que todos, en mayor o menor medida, nos preocupa y ocupa: la alimentación en diabetes y el control de peso.

Cada vez más, somos bombardeados con infinidad de mensajes, anuncios, etc., que nos animan a comer o beber determinados productos y que, además, publicitan con una calidad contrastada y con propiedades que los hacen realmente tentadores y que, incluso, pueden parecer beneficiosos para la salud, pero, en este punto, debemos ser cautelosos y fijarnos bien en lo que realmente vamos a consumir. Uno de los grandes problemas que tenemos las personas de a pie es el de interpretar adecuadamente las etiquetas de estos alimentos, ya que a veces los términos o el tamaño de los textos nos ponen muy difícil saber cuál es la mejor decisión a tomar.

En España, uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso y en adultos, uno de cada dos. Es evidente que algo estamos haciendo mal y no estamos sabiendo trasmitir la importancia de los buenos hábitos alimenticios. Necesitamos educar a nuestros hijos, tanto en casa como en los colegios, sobre la buena alimentación y explicar la importancia de saber cuáles son los productos más adecuados para fomentar la dieta mediterránea; es necesario que poco a poco vayan conociendo e interiorizando sus grandes bondades.

Ahora, con la llegada del buen tiempo, muchos son los que se ponen a régimen para intentar bajar algún kilo que otro kilo, pero esa no es la solución; no olvidemos que la mejor dieta es la cuidarse todo el año. La práctica de ejercicio, el acudir a tu médico y seguir sus recomendaciones nos ayudarán, no solo a bajar algo de peso, sino a comer mejor y a tener mejor salud, evitando futuras complicaciones que la obesidad nos puede traer.

Publicado el viernes, marzo 24, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

3/17/2017

Desde la llegada del test de riesgo genético a la diabetes tipo 2 disponemos de una herramienta fiable para responder a una pregunta determinante para la prevención de la diabetes tipo 2: ¿predisposición genética a la diabetes tipo 2?

Detectar e identificar a las personas con riesgo a la diabetes tipo 2 es vital en la prevención de esta patología, que tiene graves complicaciones. Por esta razón Jaakko Tuomilehto y Jaana Lindström crearon el test Findrisc un sencillo cuestionario que detecta el riesgo a desarrollar la diabetes tipo 2. 

Las preguntas que se desarrollan en este test se refieren a 8 factores:
1.            Edad
2.            Peso corporal
3.            Perímetro abdominal
4.            Actividad física
5.            Hábitos alimenticios
6.            Medicación (espacialmente para la hipertensión)
7.            Valores de glucosa altos: prediabetes o diabetes gestacional
8.            Antecedentes familiares

Los antecedentes familiares forman parte de nuestra predisposición genética, junto a la ancestría (etnia) y otras variantes de riesgo genético. Afortunadamente, desde este momento podemos conocer nuestra predisposición genética a la diabetes tipo 2 y determinar la intervención preventiva centrada en cambios de hábitos relacionados con la alimentación y el ejercicio físico.
Cuanto antes sepamos cómo nos afectan los factores ambientales antes podremos eliminarlos de nuestro estilo de vida y prevenir así el desarrollo de la diabetes tipo 2.




Publicado el viernes, marzo 17, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

3/10/2017

Tras casi tres años al frente de la Federación Española de Diabetes (FEDE) considero, sinceramente, que estamos consiguiendo avances muy positivos por el bienestar de todo el colectivo de personas con diabetes. No os voy a sorprender diciendo que todavía queda mucho por hacer, pero, en términos generales, las cosas poco a poco y con paso firme van avanzando.

La semana pasada se confirmaba la incorporación de 3 nuevas asociaciones a FEDE y muy pronto lo harán otras dos más. Cada vez son más las asociaciones que apuestan por la unidad como vía para ser una federación fuerte y con recursos con los que se pueda luchar y defender los derechos de las personas con diabetes y de sus familias. Asociaciones que quieren ser parte de FEDE y trabajar codo con codo en las actividades e iniciativas que se ponen en marcha. Soy consciente de que establecer una visión y una misión de una organización tan grande como la nuestra conlleva mucho esfuerzo y necesita tiempo para conseguir que, poco a poco, nuestro mensaje vaya calando entre todos.

Las asociaciones de pacientes son muy importantes y la unidad de todas ellas consigue que a medio plazo se consigan éxitos para todos nosotros. Es necesario que tengamos rutinas de juntas directivas, que apostemos por trabajar en equipo de forma coordinada y con una buena comunicación entre nosotros. Debemos eliminar de nuestro trabajo los temas personales, ya que son cuestiones que no aportan nada a la causa que nos une y perjudican a los pacientes.

Las personas que nos embarcamos en estos proyectos de trabajar o colaborar en una asociación, tenemos que creer en lo que hacemos, porque el día a día tiene muchos sinsabores; en unas ocasiones cuesta seguir el ritmo y en otras nos puede el desánimo. Así que desde aquí tengo que daros las gracias a todos los voluntarios que trabajáis por la diabetes, porque sin vuestra ayuda todo lo que hacemos no sería posible.

Estoy convencido que este será un gran año y el resultado llegará gracias al trabajo que, en conjunto, hacemos cada día.




Publicado el viernes, marzo 10, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

3/03/2017

La planificación de nuestros menús es fundamental para una alimentación saludable ya que evita las elecciones erróneas consecuencia de decisiones impulsivas. Expertos en nutrición recomiendan el método del plato como base de toda dieta saludable. ¿En qué consiste?
La Asociación Americana de Diabetes define el método del plato como una manera fácil y efectiva para controlar los niveles de glucosa y perder peso.
El método del plato saludable (the Healthy Eating Plate) es una guía alimentaria creada por el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard para planificar comidas saludables y equilibradas. Esta guía ofrece de manera muy visual y sencilla los alimentos que deben formar parte de nuestras comidas, “ya sean servidas en un plato o para llevar en un “tupper” para la merienda o almuerzo”.

Nuestro plato saludable debe contener:

- Una mitad de vegetales bajos en hidratos de carbono y frutas (las patatas no cuentan como verduras en este plato por su efecto negativo en el azúcar en sangre).
-  La segunda mitad ha de contener a partes iguales:
           - alimentos elaborados con cereales integrales o ricos en                    almidón
           - alimentos fuente de proteína saludable

Esta guía hace además hincapié en tomar agua como bebida principal y en la elección de aceites saludables para tus preparaciones. Te recomendamos leer este interesante artículo del nutricionista Juan Revenga en el que explica con detalle los alimentos que componen cada parte del plato y su valor nutricional. Para habituarte a este método en la planificación de tus menús diarios - si todavía no lo aplicas – te recomendamos utilizar la herramienta del método del plato que la Asociación Americana de Diabetes hahabilitado en su página web. 

Aplicaciones móviles como DIABETESprevent te hacen más fácil la elección de tus alimentos con propuestas saludables de menús semanales. Además te permite llevar el seguimiento de tu actividad física diaria y motivarte a mejorarla. Puedes conocer más en este video.









Publicado el viernes, marzo 03, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

2/24/2017

Hoy me gustaría hablaros de un término que supongo cada día estáis escuchando más, se trata de la palabra EMPODERAMIENTO.

He mirado en el diccionario su definición, y he leído que hace referencia a “beneficiar y crear la confianza en el desarrollo de sus propias capacidades y acciones”. Y en relación precisamente a esta explicación, considero que quizás la mayor revolución que podemos vivir en la Sanidad, por encima de cualquier avance de la ciencia, sea este aplicar y asumir la realidad de este término. Conseguir tener a una población de 6 millones de personas formadas sobre su patología ayudaría a mejorar su calidad y esperanza de vida y reduciría sustancialmente el coste sanitario.

Ahora bien, ¿por qué quiero hablar de esto hoy? Porque cada vez leo y oigo más este termino y, sinceramente, estoy un poco cansado de que sea manosea y mal empleada una palabra que, por otra parte, tanto significa para cada uno de nosotros, para los pacientes con una patología crónica. Escuchar a políticos, médicos, gestores públicos e incluso a nosotros, los pacientes, hablar de esto y sus beneficios me resulta cada vez más difícil de entender. ¿De qué sirve este discurso si no se le dota de los medios necesarios? ¿Cómo se pretende empoderar a los pacientes? ¿Quizás con las nuevas tecnologías? ¿Tal vez solo se apueste por empoderar a un grupo determinado de la población?

Creo firmemente en el empoderamiento, pero eso solo se puede conseguir poniendo los medios económicos y humanos necesarios. Un paciente necesita el tiempo suficiente en su consulta médica y con su enfermera educadora en diabetes para entender y comprender cómo debe actuar ante su enfermedad. Mientras no dediquemos ese tiempo al paciente y no actuemos en esa dirección, seguiremos utilizando esta dichosa palabra que, al final, está vacía de contenido.


Si todas las organizaciones, tanto de pacientes como sanitarias, coincidimos en la importancia del empoderamiento de las personas con una dolencia crónica, centremos el discurso y el trabajo en cómo podemos dedicar ese tiempo al paciente.  


Publicado el viernes, febrero 24, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

2/17/2017


La glucosa es la principal fuente de energía que necesita nuestro cuerpo para funcionar. Exponer a nuestro organismo a elevadas cantidades de glucosa es perjudicial y puede desencadenar una diabetes tipo 2, patología que ha experimentado un alarmante crecimiento en nuestra sociedad y cuyas complicaciones empeoran notablemente nuestra calidad de vida.
La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes (más del 90% de casos de diabetes en la sociedad son este tipo), se origina cuando el cuerpo de una persona no produce suficiente insulina o la insulina no se asimila eficientemente.
En el desarrollo de la diabetes tipo 2, los hábitos de vida tienen un papel importante: nuestros cada vez peores hábitos de vida – una alimentación no saludable y el sedentarismo – provocan un desequilibrio entre los alimentos que consumimos y la energía que gastamos con el consiguiente sobreesfuerzo por parte de nuestro cuerpo para asimilar la glucosa que ingerimos.

El proceso de asimilación de la glucosa en las células

Cuando nos alimentamos, el cuerpo asimila los nutrientes de los alimentos y la glucosa pasa a la sangre, que la transporta a las células. Para que las células transformen la glucosa en energía el páncreas segrega insulina en la sangre. Esta hormona funciona como una llave que “abre la puerta” de las células y deja pasar la glucosa.

La insulina es una hormona que ayuda a las células a transformar la glucosa de los alimentos en energía.

La hormona de la insulina se produce en el páncreas por las células beta. Para que ésta sea efectiva, el páncreas debe segregar suficiente cantidad de insulina o las células deben poder identificarla para usarla. Cuando hay un fallo en este proceso, la glucosa se acumula en la sangre en lugar de ingresar en las células.
El proceso de transformación de la glucosa y del funcionamiento de la insulina está explicado de manera muy gráfica en este documental:
Según la Asociación Americana de Diabetes, la diabetes tipo 2 tiene una relación muy estrecha con antecedentes familiares. Las personas con predisposición genética a la diabetes tipo 2 deben prestar especial atención a las medidas de prevención y un control de sus niveles de azúcar en sangre para tomar medidas que eviten su desarrollo.


Publicado el viernes, febrero 17, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

2/10/2017

Hoy quería hablaros de una fábula que a mí me contaron de pequeño y que todos vosotros conocéis. Es la fábula de la Cigarra y la Hormiga.

Cada vez me encuentro más por las redes sociales, personas y organizaciones que se hacen ver, oír y notar dando excelentes consejos y recomendaciones. Es evidente que el trabajo y concienciación de muchas personas está consiguiendo que cada vez se hable más de la diabetes y debemos felicitarnos por ello. Sin embargo, como en todo, algunos además de hablar quieren y viven de esto, por cierto, muy legítimo por su parte.

También veo aquí muchos cánticos y frases bonitas que sinceramente no aportan nada práctico en la vida cotidiana de las personas con diabetes. O quizás sí pero que como dice la fábula, uno se dedicaba a cantar y el otro a trabajar todo el año. Me preocupa que se manipule a las personas necesitadas de respuestas a sus problemas y que se dé una mala imagen de lo que es y hace la Federación Española de Diabetes (FEDE) y las asociaciones de pacientes. Me gustaría que estas nuevas estrellas de las redes sociales tuvieran un acercamiento a las asociaciones de pacientes y a su federación nacional e intentaran colaborar y no ignorar a quienes les defendemos frente a las instituciones cada día.

Es evidente, y así lo entiendo yo, que las asociaciones tenemos vocación de hormigas y que no tenemos el glamour y la habilidad de otras personas, pero ignorar, criticar o mostrar indiferencia hacia FEDE no ayuda en nada al colectivo. Solo quiero hacer un llamamiento a todas las personas y colectivos de bien para que no se dejen seducir por esos cánticos de la cigarra porque la realidad es que los verdaderos defensores son las asociaciones de pacientes que con humildad y constancia trabajamos cada día para todos vosotros.

Afortunadamente, cada vez contamos con más apoyos y con más personas que se acercan a nosotros y hacen que esta familia cada vez sea más grande.

Si escribo sobre esto, es porque debemos ser prudentes y no dejarnos seducir por todo lo que circula en Internet.     

Publicado el viernes, febrero 10, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios