Desde la llegada del test de riesgo genético a la diabetes tipo 2 disponemos de una herramienta fiable para responder a una pregunta determinante para la prevención de la diabetes tipo 2: ¿predisposición genética a la diabetes tipo 2?

Detectar e identificar a las personas con riesgo a la diabetes tipo 2 es vital en la prevención de esta patología, que tiene graves complicaciones. Por esta razón Jaakko Tuomilehto y Jaana Lindström crearon el test Findrisc un sencillo cuestionario que detecta el riesgo a desarrollar la diabetes tipo 2. 

Las preguntas que se desarrollan en este test se refieren a 8 factores:
1.            Edad
2.            Peso corporal
3.            Perímetro abdominal
4.            Actividad física
5.            Hábitos alimenticios
6.            Medicación (espacialmente para la hipertensión)
7.            Valores de glucosa altos: prediabetes o diabetes gestacional
8.            Antecedentes familiares

Los antecedentes familiares forman parte de nuestra predisposición genética, junto a la ancestría (etnia) y otras variantes de riesgo genético. Afortunadamente, desde este momento podemos conocer nuestra predisposición genética a la diabetes tipo 2 y determinar la intervención preventiva centrada en cambios de hábitos relacionados con la alimentación y el ejercicio físico.
Cuanto antes sepamos cómo nos afectan los factores ambientales antes podremos eliminarlos de nuestro estilo de vida y prevenir así el desarrollo de la diabetes tipo 2.