7/28/2017

Pasado ya el ecuador del año, no puedo hacer otra cosa que pensar y mirar hacia atrás y ver cómo arrancamos 2017, con decenas de proyectos por poner en marcha, todos grandes eventos, quizás muy ambiciosos, pero que desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) sabíamos que debíamos organizar por la responsabilidad que se tiene para con los más de 5 millones de personas con diabetes a los que representa FEDE. Pero este año me remonto siempre mucho más atrás, concretamente a 2014, cuando recién elegido presidente de FEDE, me dirigí a todos los presidentes de la federación, para trasladarles mi deseo de seguir construyendo todos juntos y unidos una entidad que velara, en todo momento, por los intereses y la calidad de vida de nuestro colectivo. 

Pues bien, hoy puedo decir que ese deseo lo veo cumplido. Y no porque estén todas las necesidades de nuestra gente cubiertas, sino porque hoy puedo afirmar que FEDE cuenta con una Asamblea conformada por un grupo de hombres y mujeres ilusionados, defendiendo algo que siente como suyo: defendiendo a FEDE. Y cada uno lo hace con su estilo, con sus tiempos y desde su CC AA.

Así, por ejemplo, mi amigo Fernando, lo hace informándonos de las últimas noticias que van saliendo sobre diabetes; Aureliano, mi gran compañero, extrayendo cualquier dato o documento para contextualizar un determinado hecho; Antonio, recién incorporado a FEDE, con muchas ganas e ilusión por seguir trabajando por los pacientes; y Juantxo, con sus mensajes motivadores, siempre claro en lo que quiere expresar.

Y qué decir de Silvia, mujer entusiasta con los proyectos impulsados por FEDE; o de mi amiga Maripaz, muy prudente, pero firme en sus convicciones de defensa de FEDE. Tampoco puedo dejar de nombrar a personas como Manuela, siempre oportuna para darnos grandes consejos por su enorme experiencia; a mi amigo Paco, en Andalucía, un gran presidente que lucha sin descanso por su gente; y a Julián, que siempre aporta su visión sobre los temas que debatimos.

Por su parte, mi amiga Belén, excelente mujer y siempre con una sonrisa, este año ha logrado aumentar sus asociaciones, haciendo más fuerte a FEDE; mi paisana Juncal destaca por su discreción y por estar siempre dispuesta a trabajar; al igual que José Antonio, un hombre con las ideas muy claras sobre la realidad de la diabetes en España; o nuestro recién incorporado a FEDE, Francesc, lleno de energía y con enormes ganas por hacer grandes cosas. Y por último, me gustaría nombrar a personas como a mi querido Vázquez, por ser un hombre al que todos le debemos agradecer su trabajo de todos estos años; a mi amigo Illescas, que destaca por estar siempre dispuesto a todo lo que se le proponga, muy leal y gran luchador por los pacientes; a Paco, de Asturias, enormemente solidario con otras causas y muy implicado con los niños y las colonias; y finalmente a mi amiga Juani, una mujer de gran corazón, y que sufre cuando las cosas no salen como a ella le gustaría.

A todos vosotr@s os doy las gracias por cada frase, por cada comentario y por cada recomendación que escribís y compartís con FEDE. Es una gozada leeros y sentir la ilusión por lo que hacéis y el orgullo que tenéis y sentís por ser FEDE. Es por ello que los éxitos que la entidad pueda lograr son vuestros éxitos, porque sin vosotros, nada sería posible.

¡Muchas gracias, feliz verano y os espero a la vuelta en nuestro I Congreso Nacional en septiembre!



Publicado el viernes, julio 28, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

1 comment

7/21/2017



Medir los niveles de glucosa en sangre es vital para prevenir la diabetes tipo 2, especialmente en personas con predisposición genética a desarrollarla y personas con prediabetes. ¿Por qué?

Medirse la glucosa es imprescindible en personas con tratamiento de insulina. En personas sanas no es una práctica extendida, incluso tampoco lo es en personas con prediabetes, cuando conocer el nivel de glucosa en sangre es una forma muy útil de prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Vivimos en un ambiente obesogénico en el que se hace muy difícil evitar alimentos con alto contenido de azúcar (el 80% de los estos llevan azúcares añadidos). Este hecho, unido a la alta incidencia de la diabetes tipo 2 en el mundo, da argumentos de peso para revisar nuestros índices de glucosa en sangre y darnos la oportunidad de actuar en caso de que sea necesario tomar medidas preventivas. Más aún si estamos en riesgo a desarrollar esta patología.

En el caso de las personas con diabetes tipo 2, un correcto control de los niveles de glucosa puede reducir el riesgo de desarrollar cualquiera de las complicaciones relacionadas con la enfermedad.

¿Quiénes deben medirse los niveles de glucosa en sangre?


El análisis de los niveles de glucosa en sangre, se recomienda especialmente en personas que:

  • Están por encima de su peso y llevan una vida sedentaria.
  • Tienen familiares con diabetes. 
  • Han padecido diabetes gestacional, lo que aumenta en un 60% el riesgo a la diabetes tipo 2. 
  • Tienen o han tenido prediabetes.

¿Cómo se miden los niveles de glucosa en sangre?


Hay varios métodos de medición de glucosa en sangre:

  • A1C. La prueba A1C mide su nivel promedio de glucosa en la sangre durante los últimos 2 o 3 meses. Las ventajas de recibir un diagnóstico de esta manera es que no tiene que ayunar ni beber nada. Se diagnostica diabetes cuando: A1C ≥ 6,5%. 

  • Glucosa plasmática en ayunas. Esta prueba generalmente se realiza a primera hora en la mañana, antes del desayuno, y mide su nivel de glucosa en la sangre cuando está en ayunas. Ayunar significa no comer ni beber nada (excepto agua) por lo menos 8 horas antes del examen. Se diagnostica diabetes cuando: Glucosa plasmática en ayunas ≥ 126 mg/dl. 

  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral. Esta es una prueba de dos horas que mide su nivel de glucosa en la sangre antes de beber una bebida dulce especial y 2 horas después de tomarla. Le indica a su médico cómo el cuerpo procesa la glucosa. Se diagnostica diabetes cuando: Glucosa en la sangre a las 2 horas ≥ 200 mg/dl. 

  • Prueba aleatoria (o casual) de glucosa plasmática. Esta prueba es un análisis de sangre en cualquier momento del día cuando tiene síntomas de diabetes severa. Se diagnostica diabetes cuando: Glucosa en la sangre ≥ 200 mg/dl.  

Tener prediabetes y tener detectado un riesgo genético elevado a desarrollar diabetes tipo 2 hace que debamos extremar las precauciones en el control y cambio de estilo de vida. Conocer a tiempo si tienes niveles altos de azúcar en sangre te permitirá anticiparte y tomar medidas para evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Publicado el viernes, julio 21, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

7/14/2017

En unos tiempos como los actuales, que no tienen nada que ver con los de hace 20 años, cada vez es más notorio el papel que ejercen las asociaciones de pacientes como un agente sanitario más, dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS). De hecho, en aquellas Comunidades Autónomas donde estas están presentes, las necesidades de las personas a las que representan y las de sus familiares están mejor atendidas que en las regiones en las que no existen entidades de este tipo.

No obstante, y aunque se ha avanzado mucho, todavía no ocupan realmente el lugar que se merecen, y debemos seguir exigiendo que las asociaciones sean tenidas en cuenta como lo que son: un actor igual de relevante que el resto de los agentes sanitarios. Y es que, es totalmente incongruente que se diga que el paciente está en el centro del sistema, cuando no tiene ningún protagonismo, o de tenerlo, es residual.

Las asociaciones y federaciones son los agentes más leales y transparentes en lo que a la defensa de derechos de los pacientes se refiere. Por ello, es crucial que, más pronto que tarde, la administración pública empiece a apreciar y a aprovechar ese importante valor añadido que aportamos, que no es otro que ser expertos en vivir con una determinada enfermedad.

Sin embargo, aún se nos trata como a menores de edad, que tienen que ser tutelados y a los que se nos deja al margen de la toma de decisiones y se decide por ellos, y esto tiene que cambiar. Debemos tener que participar activamente en las decisiones que nos afecten, además de poder mantener una relación directa y fluida con el resto de agentes sanitarios, con el fin último de dar nuestra perspectiva y que sea tenida en cuenta; y estar al tanto de cualquier novedad y / o avance que nos pueda afectar. Mientras esto no sea así, da la sensación de que la administración pública nos quieren tener al margen, con el único fin de que no podamos reclamar y / o proponer, y sólo sean unos pocos los que puedan hacer y deshacer a su antojo.

Todavía hay mucho trabajo que hacer para que esta mentalidad decimonónica cambie y que las organizaciones de pacientes ocupemos el lugar que nos corresponde. No obstante, no me cabe la menor duda de que tarde o temprano lograremos que así sea, puesto que somos un agente IMPRESCINDIBLE si de lo que se trata es de conseguir un SNS sostenible y verdaderamente centrado en el paciente.




Publicado el viernes, julio 14, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

7/07/2017


En el desarrollo de la diabetes tipo 2 tiene mucho que ver los hábitos de alimentación y actividad física. Los familiares de personas con diabetes tipo 2 presentan un mayor riesgo a desarrollarla. ¿Cómo actuar para prevenir esta evolución?

Hay que tener en cuenta que las personas con antecedentes familiares de diabetes tipo 2 tienen mayor predisposición a la patología. Existen factores de riesgo que no se pueden modificar (como la edad o la predisposición genética) pero otros modificables - relacionados con el estilo de vida - sobre los que sí podemos intervenir para retrasar o evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2: 
  • Hábitos alimenticios poco saludables
  • Estilo de vida sedentaria.
  • La obesidad.
  • El estrés.
  • El consumo de alcohol.
  • La falta de sueño.


 Medidas para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2:

Las medidas para prevenir la diabetes tipo 2 se enfocan a establecer hábitos saludables destinados a mitigar estos factores de riesgo:
  1. Incrementar la actividad física. Los expertos recomiendan que las personas con riesgo de diabetes tipo 2 practiquen ejercicio de intensidad moderada como caminar, bailar o montar en bici, durante 150 minutos a la semana (30 minutos/5 días por semana).
  2. Seguir una alimentación saludable: preferencia de frutas y verduras, evitando productos ricos en azúcar y grasas saturadas (bebidas azucaradas, alimentos procesados y alcohol).
  3. Beber agua: la mejor bebida para hidratarnos.
  4. Dormir bien.
  5. Evitar el estrés.
  6. Mantener un peso saludable.

Afianzar hábitos saludables es fundamental para cuidar nuestra salud además de para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2. El programa de prevención DIABETESprevent facilita la adherencia a estos hábitos con herramientas como la app móvil y el podómetro Patia. 

Publicado el viernes, julio 07, 2017 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios