1/26/2018


En los últimos años hemos integrado en nuestras vidas los avances que la investigación, tanto en España como a nivel internacional, nos ha mejorado el día a día. ¿Qué esperamos de los investigadores en los años venideros?

La realidad de los nuevos tratamientos, nuevos sistemas de medida menos invasivos, el uso de los móviles para hacer un seguimiento diario de nuestra evolución o los nuevos dispositivos “wearables” han conseguido ser una realidad. Sin embargo, aunque hubo noticias en el pasado de otros avances, algunas de estas promesas que podían mejorar la gestión de la diabetes, no han llegado todavía, o en el camino han encontrado más dificultades de las esperadas que obligaron a descartar opciones viables, fuera de la propia investigación.

Los organismos nacionales, gobiernos e instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) están orientando las acciones estratégicas para los próximos años. De esta forma el esfuerzo de los investigadores irá alineado con las necesidades a resolver, tratando de encontrar, entre todos los actores del proceso, soluciones concretas que lleguen a los pacientes.

Las áreas científicas con mayor impulso a futuro podrían ser las siguientes:

  • Farmacogenética: la Diabetes tipo 1, diabetes tipo 2, obesidad y las complicaciones tienen fuertes bases genéticas que interactúan con factores ambientales y de comportamiento. Identificar aquellos factores que influyen en la susceptibilidad a la enfermedad es clave para las estrategias de desarrollo de fármacos para la prevención de complicaciones.
  • Autoinmunidad: los objetivos de investigación en esta área son la comprensión del ataque del sistema inmune que destruye las células beta pancreáticas en la diabetes tipo 1 y desarrollar nuevas terapias para prevenir o detener este daño inmune.
  • Avances de la Bioingeniería: insulina y páncreas artificial, mejora de los sistemas de medida, sensores inteligentes, ehealth, etc., que permitan acercar desde esta disciplina las mejoras para poner en marcha acciones que complemente el tratamiento farmacológico.
  • Ingeniería de tejidos y bioinformática: nuevos tejidos para ayudar en las complicaciones de la diabetes, regeneración de órganos, técnicas de reparación y cirugía especial, biomarcadores y técnicas diagnósticas de menor impacto, etc. Así como algoritmos de predicción del comportamiento de la enfermedad que prevengan las complicaciones futuras.
  • Modelos y biomuestras: investigaciones orientadas a mejorar el uso de modelos más reales y fiables, que apoyen la investigación traslacional de la diabetes desde todas las perspectivas posibles, evitando crear falsas expectativas en tratamientos que no demuestren su verdadera eficiencia.
  • Políticas y acciones para pacientes especiales: explorar la necesidad de adaptar el control de la diabetes en pacientes de distintas etnias, embarazadas, niños, con desórdenes psiquiátricos, etc., asegurando que los tratamientos llegan a todos ellos.

Es necesario tener en cuenta que no se trata de áreas aisladas, sino que hay algunos aspectos que se superponen o complementan y es necesario encontrar esos puntos de oportunidad para evitar hacer investigaciones asiladas que den resultados parciales.

Adicionalmente a estas líneas definidas, el apoyo económico es fundamental para la investigación. No es posible avanzar en resultados esperanzadores de forma altruista, y sin contar con los recursos que garanticen la seguridad del paciente antes de extenderlo a la población en general. Por todo ello, en los últimos años algunas investigaciones han quedado relegadas o en el olvido ya que las necesidades para llevarlas a cabo no siempre estaban cubiertas. 

Uno de esas investigaciones que parece que será posible en pocos años es el páncreas artificial. El páncreas artificial controlaría los niveles de glucosa en sangre de manera continua, adaptando la liberación de insulina al cuerpo cuando sea necesario. Actualmente se están desarrollando varios ensayos clínicos que con buenos resultados, están siendo evaluados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), máximo responsable para que un dispositivo pueda llegar a ser producido y comercializado por las empresas de dispositivos médicos.

Adicionalmente, el páncreas estaría apoyado por una aplicación de teléfono móvil que llevaría un registro de nuestra monitorización. Este tema abre otro más amplio de investigación sobre la ética y seguridad de los datos que se pueden compartir actualmente sobre nuestra salud. Estos dispositivos móviles pueden ser vulnerables a ataques y es conveniente avanzar en la investigación en la ciberseguridad de nuestros daros. En esta línea los investigadores trabajan en definir nuevos protocolos y algoritmos que puedan ayudar en las alarmas, la comunicación con el profesional y la integración en la historia clínica del paciente.

Es imposible conocer hacia dónde nos llevará la investigación en los próximos años, hay tantos equipos en el mundo tratando de encontrar mejoras para la diabetes que sería difícil identificarlos a todos. Lo que nos reconforta es saber que todos ellos están trabajando para conseguir pronto nuevos resultados que mejoren nuestra calidad de vida.

No olvidemos que el ser humano es capaz de encontrar soluciones increíbles, animemos a los investigadores a descubrir cómo hacerlas posibles.


María de Mar Elena, CEO y asesora de Tecnología e Innovación en Alegra Salud


Publicado el viernes, enero 26, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

1/19/2018

Comenzamos el año y la verdad es que hay que decir que lo hacemos de una forma muy potente. Digo esto porque esta semana la Federación Española de Diabetes (FEDE) mantuvo una reunión con responsables del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), cuyo tema central fue el análisis del estado actual de la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Pero me gustaría contextualizar la celebración de este encuentro. De entrada, deciros que en este 2018 cumplo el cuarto año al frente de FEDE, y fue justo durante la celebración del último Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre), cuando, una vez más, me tocó exponer ante los medios de comunicación unos datos sobre la patología en España que, lejos de mejorar, cada vez son peores. Y aunque está claro que es importante mostrar esta radiografía sobre cuáles son las cifras, desgraciadamente parece que a los medios de comunicación es lo único que les importa, de cara a destacar en los titulares.

Supongo que muchos que me leéis ya lo sabréis, pero os recuerdo que un dato escalofriante es el de que, en España, cada año mueren 25.000 personas por diabetes. Si se hace el cálculo, esto nos da la escandalosa cifra de 69 personas fallecidas al día. Pues bien, esto no puede seguir así. Y de ahí que hayamos decidido volver, una vez más, al Ministerio (la tercera vez en estos cuatro años), para pedir, solicitar y suplicar que, por favor, se reactive el comité de la Estrategia en Diabetes del SNS, para su evaluación y avance.

A diferencia de las anteriores reuniones, esta vez solicitamos la reunión y pedimos a dos sociedades científicas, la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que nos acompañasen; propuesta que aceptaron sin dudar. Gracias a Sonia Gaztambide (SED), y a Flora López (SEMERGEN), por acompañarnos como portavoces de ambas entidades en algo tan importante.

He de decir que la reunión fue muy productiva y desde el MSSI parece que esta vez SÍ se va a convocar a los responsables del comité de la Estrategia, con el objetivo de comenzar su reactivación y revisar sus indicadores, en función de los últimos datos disponibles.

Muchas veces estamos metidos en otros temas más inmediatos, pero este asunto, que parece algo muy burocrático y de despacho, es prioritario. Tenemos que ser conscientes de que, si lo ponemos en marcha, hacemos un seguimiento y nos reunimos periódicamente, conseguiremos mejorar la calidad de vida muchos pacientes y, lo más importante: conseguiremos salvar muchas vidas.

Como veis, amig@s, comenzamos el año con mucha intensidad y razones para el optimismo.


De izquierda a derecha, Flora López (SEMERGEN), Sonia Gaztambide (SED) y Andoni Lorenzo (FEDE)

Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Publicado el viernes, enero 19, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

1 comment

1/12/2018

Tenemos indicios más que suficientes para proponernos movernos más y evitar los hábitos sedentarios que tanto nos perjudican. No podemos vivir sin móvil. Mensajes, correos, juegos y un largo etcétera nos mantienen entretenidos, distraídos… Y sentados. ¿Por qué no aprovechar las posibilidades que nos ofrece en beneficio de nuestra salud?

La obesidad y los casos de diabetes tipo 2 cada vez en edades más tempranas, están haciendo saltar las alarmas sobre nuestra pésima alimentación y la falta de actividad física. Nutrición y ejercicio son claves para prevenir ambas patologías. Desde el punto de vista del ejercicio, ayuda a controlar la glucemia, por lo que es fundamental para prevenir la diabetes tipo 2 (especialmente en personas con predisposición genética a desarrollarla) y evitar complicaciones en las personas que ya la tienen.

Movernos más y medirlo

Es importante marcarse retos realistas como caminar cada día. Además, medir nuestra actividad física y recoger los datos es muy útil para darnos cuenta de lo poco que nos movemos y – más importante - para motivarnos. Las herramientas digitales nos ofrecen una oportunidad para mejorar nuestra salud y motivarnos a llevar un estilo de vida más activo, ¿por qué no aprovecharlas?

Un podómetro es una herramienta perfecta para comprobar si nos movemos lo suficiente y si deberíamos movernos más: cuenta los pasos que realizas y te permite recoger la actividad física que realizas diariamente. Fitbit, iWatch o Runkeeper son algunos ejemplos de smartbands o pulseras de actividad, pero también puedes utilizar tu smartphone como medidor (como Google Fit o Apple Healthkit).

Cualquiera de las dos opciones complementan las aplicaciones móviles de salud (Fitbit, MyFitnessPal, Nike+…) en las que, una vez registrada nuestra actividad, podremos seguir la actividad física realizada a lo largo del tiempo. 

Un programa completo para prevenir la diabetes tipo 2


El programa DIABETESprevent (test de riesgo genético, pulsera de actividad y app móvil) es un plan completo que - además de identificar el riesgo genético - motiva a realizar ejercicio físico y ofrece pautas de alimentación para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2.

Este programa te permite definir y seguir tu plan de actividad física para mejorar tus hábitos de vida y prevenir la diabetes tipo 2: el podómetro detecta el movimiento del cuerpo (pasos, distancia en kilómetros, calorías consumidas…) y lo memoriza para ser sincronizado con la app DIABETESprevent, con la que puedes medir tus rutinas y marcarte retos.

Prueba a ponerte un retos de pasos y medirlo. Comprobar cómo los superas te motivará a continuar con tu actividad física y crear un hábito saludable para cuidar tu salud y prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2.

Publicado el viernes, enero 12, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

1/05/2018

Hoy quiero escribir mi carta a los Reyes Magos porque, aunque ya tengo unos años, nunca hay que abandonar la ilusión y la esperanza, pues son el motor que ayudan a empujar y a conseguir los sueños que cada uno tenemos.


Mi primer deseo es que los pacientes con diabetes dispongamos de la tecnología que tanto nos ayuda a controlar nuestra diabetes y que, por desgracia, aún son pocos los que la pueden disfrutar. Es necesario que la administración pública la vea como una inversión en la mejora de nuestra calidad de vida y también como una optimización de los costes sanitarios. 

Deben abandonar esa forma de gestionar el acceso a las tecnologías para la salud como un arma política que, según quién o cuándo se gobierna, la facilitan o no.

Mi segundo deseo es que se impulse la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud (SNS). Esto puede sonar lejano, como un asunto de despachos; pero si se trabajase sobre ese documento, se ayudaría a muchas personas y se conseguirían sacar muchas sonrisas.

Como tercer deseo para este año 2018, es que se eliminen definitivamente todas las formas de discriminación laboral que existen hacia las personas con diabetes. Cuánto trabajo, cuánto esfuerzo, cuántas reuniones y viajes le hemos dedicado a este tema y, ¡qué lento va todo! Por eso, estamos muy expectantes con la respuesta de la Secretaría de Estado de Función Pública a nuestra petición sustentada en argumentos médicos, clínicos y jurídicos, para acabar con la discriminación laboral en el acceso al empleo público. Esperamos que su respuesta llegue pronto y, por supuesto, sea favorable para las personas con diabetes.

Y mi cuarto y último deseo es que, en España, todos nuestros hijos tengan, en los colegios, profesionales sanitarios que puedan atender sus necesidades especiales, tanto si estas tienen que ver con la diabetes, como si son de otras patologías crónicas.

Estos son los deseos que, de verdad, necesitamos que se cumplan en FEDE, porque, lamentablemente, cada año que pasa los datos en diabetes son peores: cada vez es mayor el número de pacientes, las complicaciones derivadas de la diabetes y el gasto sanitario va creciendo sin parar. Y aunque sé que son peticiones muy complicadas y difíciles, también son muy justas y necesarias, de ahí que desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) estemos trabajando muy duro en ello.

¡¡Felices Reyes Magos!! 


Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Publicado el viernes, enero 05, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios